lunes, 23 de febrero de 2015

Visita a Creativa Zaragoza 2015

La única feria Creativa que no había visto todavía era la que se celebra en Zaragoza y este año ya lo he conseguido.

Tenía muchas espectativas pero como se suele decir las comparaciones son odiosas y eso me ha pasado. Esta feria me ha parecido pequeña y he echado en falta algunos proveedores de materiales habituales en las ferias.

Puede ser que la ausencia se deba a que hace apenas unos días se celebro la feria DIY Tarrasa y Tendencias Creativas en Bilbao, y teniendo en cuenta el esfuerzo económico y organizativo que conlleva ser expositor es necesario seleccionar.


No realice ningún taller y solo compre un par de cosas pequeñas.

Mientras que en las otras ediciones de Creativa había un numero considerable de stand con material para patchwork, en esta ocasión estaban bastante repartidos habiendo casi el mismo numero de stand dedicados al material de patchwork, scrap, abalorios, lanas y decapauge. También había uno de comida creativa, fabricación de velas y otro de fabricación de jabones.

Por supuesto no dejaban hacer fotografías, cosa que la verdad entiendo cada vez menos porque no se que temen sea objeto de copia, pero es decisión de ellos que hay que respetar.

En los desfiles se pudieron ver las creaciones de: Modalena; El taller de colibrí y  Ladyblackness.
Había también una exposición de Urban knitting Zaragoza, quienes además tenían talleres de fieltro e hilado. No hice ninguno de los dos pero vi a Montse que estaba hilando y me comento que el huso que compre en Polaciones es el mas difícil para hilar. Tendré que practicar y ya tengo escusa para volver a Polaciones para aprender.

Aquí tenéis fotografías, que si dejaban hacer, de las cosas tan bonitas tejidas que expusieron.



También había una exposición de decoración para casa y otra de diferentes marcas  y artículos. Me gusto mucho lo original del montaje de esta última porque simulaba una zona en obras con diferentes señales.






Esto es un cinturón de novia y aunque la fotografía no lo refleja, al natural era precioso hecho con perlas y metal.

















Por supuesto estando en Zaragoza fue visita obligada la plaza del Pilar y comprar caramelos típicos.

El domingo ya de vuelta nos desviamos para visitar Albarracín. Si habéis oído decir que es un pueblo muy bonito, es verdad, eso sí a las dos del medio día teníamos -7ºC con un viento que no invitaba a pasear, pero como íbamos a verlo no nos quedaba mas remedio. Y la verdad después de subir tantos escalones acabas teniendo hasta calor.

Merece la pena, y por si no lo habéis visto, aquí tenéis las fotografías que he hecho. Hemos subido hasta las ruinas del castillo y las vistas eran impresionantes.

  

Ahora ya en casa empezamos a pensar la próxima escapada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por visitar mi blog y dejar tu comentario

No te pierdas...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...