lunes, 13 de octubre de 2014

Visita a la feria en Gata de Gorgos

Hoy os traigo una pequeña crónica de mi visita a la feria que ha celebrado este fin de semana Gata de Gorgos. Fue una visita rápida el domingo por la mañana que el sol hacia imposible quedarse en casa.
Gata no es un pueblo muy grande pero merece la pena visitarlo sobre todo su feria. En ella se puede encontrar desde coches de ocasión hasta pastas típicas de la zona hechas de forma artesanal con los ingredientes mas naturales pasando por exhibiciones, concursos, talleres y un montón de actividades
Lo primero que vimos fueron los coches de ocasión y a continuación en una calle trasversal había instalada una amplia mesa con las mujeres que estaban haciendo bolillos, bordando tul y vainicas. Allí estaba mi compañera Maruja con la que estuve hablando sobre unos picajes de bolillos que yo había comprado. Si ya se que siempre digo que no voy a comprar y luego siempre compro... es inevitable y lo que siempre me dice mi marido.

Esta calle estaba adornada con colchas de ganchillo colgadas de los balcones, y aunque hice fotografías os puedo asegurar que no se aprecia las obras de arte que son.

 





También había una exposición de trabajos de bolillos.



En la plaza nos encontramos con puestos de vinos de la tierra, embutido y quesos, pasteles, ropa y por supuestos sillas y mesas de los bares.

En otra plaza había montada una pista de cars en la que los niños disfrutaban haciendo un pequeño recorrido.

También encontramos una carpa en la que se estaba enseñando a hacer estas bases de cañas que se utilizaban para el secado de las pasas. Además había un carro y las herramientas y materiales que se utilizaban para hacer sombreros: la tira de paja, la maquina de coser, el molde para planchar el sombrero... todo un viaje al recuerdo.




Y siguiendo con el recuerdo, había un monitor, que se estaba dejando la voz, dando instrucciones a las parejas que quisieran aprender a bailar el Lindy Hop, ¿lo conoceis? Por el nombre quizas no, pero si escucháis una canción seguro que recordais al menos haberlo visto en películas americanas ambientadas en la decada de 1920. Cuando nos fuimos iban por los primeros pasos pero poniendo ganas en el aprendizaje.

.

En los bajos de un local encontramos una exposición de gallos y gallinas. Sí, en esta feria se puede encontrar de todo. Nosotros solo los miramos pero se podían comprar las parejas. Cada una tenía un cartel en el que figuraba la raza, características y precio. Habían ejemplares muy llamativos, sobre todo los gallos por su porte.




¡Ah! Y este conejo que tiene un tamaño considerable. Podéis imaginar que fue la estrella para los niños.


Patos también y pollitos por supuesto aunque no les hicimos fotografía.


Nos gusto mucho la feria así que ya la tenemos anotada en la agenda para el próximo año.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por visitar mi blog y dejar tu comentario

No te pierdas...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...