viernes, 22 de agosto de 2014

De vacaciones en Polaciones (V)

Y llego el martes. Último día y último taller.

El titulo del taller era "Identificación de fibras textiles" impartido por Soledad Santisteban de Telar Artesania Textil

Quizás a vosotros os pase como a mi, que conocimiento de las fibras tengo alguno pero básicamente me tengo que fiar de las etiquetas de las lanas o telas, y no siempre lo que nos venden es lo que nosotros íbamos buscando. El distintivo "algodón 100%" puede tener algunos matices.

Esta claro que en un taller de 4 horas no se puede pasar de novato a experto pero si tener unas nociones básicas, y como Soledad lo tiene muy claro y estructurado el material del taller, la verdad es que aprendí muchas cosas, y volví a casa con una tabla muy completa para ver diferencias en las fibras.


La manera mas "casera" de distinguir las fibras es quemando una muestra y mirando el color de la llama, el olor que desprende el humo, la forma en que se consume la fibra y como es la ceniza que queda. ¡Cuánto se puede aprender fijándonos en esto! Eso sí, hay que hacerlo en casa porque no creo que nos dejen entran en la tienda de lanas o telas con el mechero en la mano, jajajaja

Como curiosidad os dejo la fotografía de una planta de algodón. Curiosamente yo creía que el algodón se obtenía de la flor de la planta y Soledad nos comento que se obtiene de la semilla. Y nos lo demostró, porque al abrir el algodón encontramos la semilla dentro.


Y al terminar el taller, con la nariz algo congestionada de tantos olores, reemprendimos el viaje. Queríamos llegar a A Coruña y por el camino paramos en una mina. Que mal lo pasan los mineros pero los del s.XIX y XX peor aún.

No voy a aburriros con todo el viaje pero si me gustaría dejaros algunas fotografías.

Entrada mina de Arnao                       Covadonga



                   
                                         En el Museo de Anclas Philippe Cousteau




¿Le encontráis parecido?                               

Figura de la encajera en Camariñas                      Esto me traje de Camariñas


  Hórreo de los muchos que encontramos por el camino.


En el techo del baño de la habitación del hotel aparecían las constelaciones, y daba la sensación de estar bañándote bajo las estrellas. Muy original. 


Hasta aquí nuestro viaje. Nos recargamos las pilas y volvimos con nuevos planes. Y como no podía ser de otra manera, aquí tenéis nuestro Selfie.








No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por visitar mi blog y dejar tu comentario

No te pierdas...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...